Patrimonio Natural

Introducción

NATURALEZA DEL MIÑO

La presencia de Espacios Naturales creados al amparo de la Red Natura 2000 supone uno de los elementos más significativos a la hora de establecer cuáles pueden ser los valores de mayor interés para la conservación presentes en estos territorios. La Red Naturalidad 2000 constituye una red ecológica coherente que trata de contribuir al mantenimiento del estado de conservación o, en su caso, al restablecimiento de las condiciones favorables de los hábitats naturales y de las especies de interés comunitario establecidas en las Directivas 92/43/CEE (Directiva Hábitats) y 2009/174/CEE (Directiva Aves).

Los catálogos de hábitats y especies recogidas en las Directivas europeas junto con los catálogos de especies amenazadas a nivel estatal (Real Decreto 139/2011) y autonómico (Decreto 88/2007) constituyen el marco legal de referencia a hora de analizar los valores ambientales de interés para la conservación presentes en la Reserva de Biosfera de Tierras del Miño.

Esta Reserva incluye en sus áreas montañosas septentrionales (LIC Serra del Xistral) una importante superficie de humedales de montaña conformados por brezales húmedos, turberas altas y turberas de cobertor. Las turberas activas de Cobertor de la Serra del Xistral son las únicas representaciones de este tipo peculiar de humedales, considerado como un hábitat prioritario, presente en la Península Ibérica. Estos humedales de montaña albergan una rica y rara flora briofítica, plantas superiores y comunidades de invertebrados.

Tanto en las sierras como en las partes más bajas y deprimidas de su ámbito territorial, la Reserva alberga una buena representación de bosques climácicos conformados por diversos tipos de robledales y reboleras (Quercus robur, Quercus pirenaica), con una grande diversidad de especies vasculares. Los tramos fluviais que recorren las áreas de menor altitud y baja pendiente muestran una de las mejores representaciones de bosques aluviales y de galería del Norte de la Península Ibérica dentro de su bioregión Atlántica.

Algunos de los bosques de ribera poseen más de 60 especies características de ambientes nemorales. Consecuentemente, los canales fluviales albergan una rica y nutrida diversidad de especies, tanto bivalvos (Margaritifera, Unio, Anodonta), como de plantas vasculares (Isoetesfluitans, Luroniumnatans) o de vertebrados (Nutrias). En los distintos ecosistemas, y fundamentalmente en los humedales, se puede encontrar un importante número de especies protegidas por las Directivas de Aves y Hábitats, así como especies incluidas en el Catálogo Español de Especies Amenazadas y en el Catálogo de Especies Amenazadas. Otro elemento especialmente significativo es que este territorio constituye el límite occidental de la distribución de numerosas especies entre las que cabe destacar Fagussylvatica.